Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Libertad y enjuiciamiento criminal

Algunos neurólogos cuestionan la existencia del libre albedrío y, por tanto, nuestras ideas de culpa y responsabilidad.
El público le increpa cuando el acusado entra en la sala. Se le acusa de robo con homicidio. El delincuente --un tal Raskólnikov-- se ha declarado culpable, pero apenas si se inmuta; su arrepentimiento da la impresión de ser una argucia ante el tribunal. Mató a golpes, con alevosía, a una prestamista y a su hermana, porque quería quedarse con su dinero. Raskólnikov pretendía financiarse los estudios de filosofía con el botín.
El juez se enfrenta a cuestiones delicadas: ¿Qué parte de culpa carga sobre sí el estudiante pobre? ¿Comete la fechoría premeditadamente y por motivos bajos? ¿Fue empujado a hacerlo por sus circunstancias personales o le impulsó una ofuscación mental transitoria?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.