Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Doble revés a los tumores cerebrales

Getty Images / Firstsignal / iStock

Los tumores cerebrales suponen un gran reto para los médicos. Los desencadenantes son, por lo general, células gliales que provocan gliomas, los cuales, en determinados casos, resultan difíciles de combatir. Eso sucede, por ejemplo, con los gliomas portadores de una mutación en la enzima IDH1R132H: aunque los pacientes suelen sobrevivir años, las células se muestran resistentes a la radiación. Por ese motivo, María Castro y otras investigadoras de la Universidad de Michigan han examinado a fondo este tipo de tumores en ratones. Al parecer, han descubierto un tratamiento más eficaz.

Se sabía por estudios anteriores que estos tumores son especialmente peligrosos cuando aparecen otras dos mutaciones que activan los genes supresores de tumores TP53 y ATRX. Castro y su equipo observaron que la combinación de las tres mutaciones tiene un efecto añadido: merma la capacidad de respuesta al daño del ADN, que rige distintas funciones protectoras de la célula y refuerza la actividad de los mecanismos reparadores del ADN. Esto favorece que las lesiones que provocan los gliomas mejoren rápidamente con la radioterapia. Cuando a los ratones se les administraba, además de radioterapia, el medicamento anticanceroso temozolomida, se cambiaban las tornas: los gliomas bien protegidos también morían con rapidez.

En el futuro, la terapia para tratar a los pacientes portadores del glioma mutado debería incluir diferentes armas contra el cáncer, con el fin de que los efectos de las mismas se complementen y potencien, indican los científicos. El fármaco antitumoral temozolomida ya está autorizado y se utiliza contra los gliomas, sobre todo, tras la cirugía y la posterior radioterapia.

Fuente: Science Translational Medicine, 10.1126/scitranslmed.aaq1427, 2019

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.