Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2019
Farmacoterapia

Reductores del colesterol contra la esquizofrenia

El efecto antiinflamatorio de ciertos medicamentos contra dolencias del sistema endocrino podría aumentar la eficacia de los antipsicóticos.

Medicamentos comunes contra enfermedades endocrinas como la hipertensión, la diabetes o la hipercolesterolemia podrían aliviar los síntomas de varios trastornos psíquicos. A esa conclusión han llegado Joseph Hayes y su equipo del Colegio Universitario de Londres.

Los científicos examinaron el registro nacional sanitario de Suecia, en el que se recogen, entre otros datos, los diagnósticos y las recetas médicas, así como ingresos hospitalarios del conjunto de la población del país. Les interesaban, sobre todo, las personas que habían tomado medicamentos contra el trastorno bipolar, la esquizofrenia u otra enfermedad mental.

A continuación, los investigadores examinaron si durante el tiempo que duró el estudio, estos 142.691 pacientes habían consumido tres fármacos comunes: estatina (se receta para disminuir el colesterol), verapamilo (medicamentos para el corazón), y metformina (para tratar la diabetes tipo 2). Comprobaron que en los trimestres en los que tomaron uno de esos principios activos, los pacientes acudieron en menos ocasiones a un servicio de psiquiatría. También se registraron menos casos de autolesión.

A tenor de estos datos, los investigadores sugieren que las estatinas tienen un efecto antiinflamatorio que al parecer resulta beneficioso en las enfermedades mentales, ya que podrían potenciar el efecto de los antipsicóticos. Por su parte, los medicamentos para el corazón tendrían un efecto estabilizador en las emociones.

Fuente: JAMA Psychiatry, vol. 76, n.o 4, págs. 382-390, 2019

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.