Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Teoría de juegos

La teoría de juegos describe la estrategia en un contexto de cooperación­, pero también de competencia. Aunque se trata de una rama de la economía, se aplica en otros ámbitos, como la biología, la psicología social y, quizás algún día, la medicina.

En el juego del bien común (arriba), los participantes juntan un fondo común, cuya cantidad se acaba multiplicando y repartiendo. De esta manera, el interés personal termina favoreciendo a todos. [Gehirn und Geist / Martin Burkhardt]

Para los economistas de la escuela neoclásica, basada en el modelo de oferta y demanda, el ser humano es egoísta: cada una de sus decisiones está motivada por la máxima ganancia. Según ellos, es este el motor del progreso y, en gran parte, del desarrollo de la especie. Sin embargo, hay muchos casos en los que el modelo neoclásico no funciona: en ocasiones, el humano coopera con sus semejantes porque existe un propósito o cede altruísticamente una parte de sus bienes para favorecer a otro o a una colectividad. ¿Cómo puede explicarse un comportamiento tan «irracional»? Y ¿qué modelo puede aplicarse al estudio de un fenómeno tan inesperado?

De responder a estas preguntas se ha ocupado la economía matemática a través de la teoría de juegos. Se trata de un modelo teórico que describe las estrategias de decisión en un contexto en el que prevalece la cooperación entre los individuos, no la competitividad.

Simulaciones virtuales

La teoría de juegos estudia las situaciones conflictivas donde se busca una solución en la que prevalece la competencia y otra en la que predomina la cooperación entre dos o más sujetos. Se trata de confrontar los éxitos en uno y otro caso. En la base de la teoría se encuentra la idea de que el comportamiento de un individuo puede estar influenciado retroactivamente por la conducta de otro. En otras palabras, cada uno imagina las posibles estrategias que puede utilizar el rival y valora sus potenciales éxitos, de manera que puede cambiar su propia estrategia en aras de aumentar la ganancia esperada. Una vez verificados todos los posibles escenarios, la teoría de juegos los traduce en fórmulas matemáticas, de modo similar a como se hace en los modelos económicos. Esto permite a los investigadores predecir un comportamiento y planificar experimentos con personas de carne y hueso, los cuales contribuyan a confirmar o desmentir la simulación matemática.

Los modelos propuestos han resultado tan eficaces que se han utilizado también en otras disciplinas, como la biología y la psicología social: su elegancia consiste en prevenir el comportamiento de un grupo en una situación conflictiva y modificar las previsiones para mejorar la exactitud de las predicciones.

Las primeras formulaciones de la teoría de juegos se deben a John von Neumann y a Oscar Morgenstern, un economista y un matemático, respectivamente, que en 1944 publicaron La teoría de juegos y el comportamiento humano. Era la primera tentativa de transformar el comportamiento en fórmulas matemáticas, al menos en aquellos casos en que la interacción prevé una transacción económica, una ganancia o la partición de un bien común. Para poner a punto las fórmulas, la posible conducta se ejemplifica en juegos estratégicos que se pueden representar en términos matemáticos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.