Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Superposición genética

Ciertas peculiaridades sensoriales comparten regiones genéticas vinculadas al autismo

Bettmann / Corbis / American Scientist

La sinestesia no está causada por un solo gen, como se creía antaño, sino por muchos, según un estudio reciente publicado en American Journal of Human Genetics. Esta anomalía neurológica —que se caracteriza por experiencias sensoriales inusitadas, como la de ver colores al oír sonidos [véase "Escuchar colores, saborear formas", por V. S. Ramachandran y E. M. Hubbard; Investigación y Ciencia, julio de 2003]— se la vinculaba con ciertas regiones pertenecientes a cuatro cromosomas. En estas regiones se hallan genes que previamente se sabían implicados en el autismo, otra anomalía resultante de un exceso de conexiones cerebrales. No significa esto que la sinestesia implique autismo (o viceversa). Pero sí pudiera explicar algunos síntomas de tipo sinestésico observados en ciertas formas de autismo. Están en marcha estudios de seguimiento, para verificar si la sinestesia es más frecuente en los autistas y para explorar otras coincidencias genéticas, entre ellas, posibles vínculos entre sinestesia, dislexia y la capacidad de recordación perfecta.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.