UNIVERSIDAD YALE; BIBLIOTECA MÉDICA CUSHING/WHITNEY; CORTESÍA DE TERRY DAGRADI

Harvey Williams Cushing (1869-1939) fue uno de los neurocirujanos más célebres del siglo XX, pero también destacó por otra faceta: su labor como archivero. El meticuloso investigador almacenaba las pruebas de tejido de todos sus pacientes. Esa afición dio origen a una impresionante colección que hoy alberga la Universidad Yale en New Haven en largas hileras de estanterías no aptas para personas sensibles, pues los más de 400 frascos de cristal que las ocupan ordenadamente conservan tumores y cerebros completos.

Aparte de su legado material, la medicina debe a Cushing algunos descubrimientos decisivos con los que contribuyó a reducir el porcentaje de enfermos fallecidos durante una operación cerebral de un 90 a un 10 por ciento. Así, fue uno de los primeros en utilizar protocolos de anestesia y de aplicar los rayos X en la rutina clínica. También describió uno de los trastornos más graves relacionados con el equilibrio hormonal y que acabó adoptando su apellido: el síndrome de Cushing. El 7 de octubre de 2015 se conmemoran los 76 años de su muerte.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.