Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

HENRIETTA HOWELLS, NATBRAINLAB, INSTITUTO SACKLER

Para muchas actividades tendemos a utilizar una mano antes que la otra. ¿Cómo se refleja esta preferencia en el cerebro? Según Henrietta Howells, del Instituto Sackler en Londres, la respuesta se halla en los fascículos nerviosos que conectan los lóbulos frontal y parietal. En este lugar discurren nuestras percepciones visuales y corporales junto con las instancias que se encargan de planificar y ejecutar los movimientos.

La investigadora se propuso explorar el cerebro de una mujer sana de 27 años con ayuda de una técnica de neuroimagen conocida como resonancia magnética potenciada en difusión. Hasta que surgió un error de programación: el ordenador que procesaba los datos compuso la imagen que aparece sobre estas líneas y que, en un principio, resulta del todo inservible. No obstante, se convirtió en un divertido acertijo, por lo que Howells decidió presentarla al concurso internacional de arte en torno al cerebro (Brain Art Competition) de 2015 bajo el título Rorschach (la imagen le recordaba a la técnica proyectiva homónima, en la que las personas deben interpretar el significado de una mancha de tinta). En el certamen mencionado se eligen cada año las neuroimágenes con un toque artístico más impactantes. La de Howells figura entre las ganadoras dentro de la categoría «Mejor imagen debida a un error».

Fuente: www.neurobureau.org/BrainArt/submission/ce3bec29ab

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.