Seis trucos que usan las empresas para que nos enganchemos a sus aplicaciones de móvil

Cuanto más a menudo y durante más tiempo empleamos las aplicaciones de móvil, mayores beneficios obtienen los suministradores. Por ello utilizan trucos psicológicos para mantenernos apegados a los teléfonos inteligentes. Pero si conocemos esas estrategias, podremos evitarlas

[UNPLASH/ KELLY SIKKEMA (UNSPLASH.COM/PHOTOS/DYABOTMZFNW)]

En síntesis

Con el objetivo de que usemos las redes sociales y otras aplicaciones móviles con frecuencia y durante el mayor tiempo posible, los desarrolladores de programas utilizan algunas técnicas tomadas del conductismo.

Estas estrategias incluyen, entre otras, facilitar el estado de fluidez, además de favorecer el efecto de posesión, la presión social, las comparaciones constantes y las recompensas, en su mayoría, impredecibles.

Para evitar un uso continuo no deseado, el usuario debe tomar consciencia con regularidad del propio consumo en línea y establecerse «pausas digitales».

¿Cuánto tiempo cree que ha estado usando su teléfono móvil hoy? ¿Solo envió un par de mensajes y echó un rápido vistazo a las noticias del mundo? ¿O tal vez estuvo enganchado a Internet más tiempo de lo previsto? Tan solo después de una década y media, el teléfono inteligente se ha convertido en un compañero constante e indispensable.

Pero también produce malestar, según demuestran algunos trabajos. De hecho, la desintoxicación digital, es decir, la elección consciente de estar un tiempo sin usar dispositivos móviles se ha puesto de moda. Algunas personas se quejan de una creciente falta de concentración, así como de una disminución del bienestar a causa de las redes sociales. Un equipo dirigido por el investigador de la comunicación Edson Tandoc, de la Universidad de Tecnología de Nanyang, informó en un estudio de 2015 que la utilización intensiva de Facebook entre los jóvenes se relacionaba con más síntomas depresivos, sobre todo cuando las supuestas maravillosas vidas de los amigos y extraños despertaban envidia.

Pero la existencia de un trastorno de adicción al teléfono inteligente es todavía un tema controvertido. En cambio, la última edición del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM-5) sí incluye la adicción al juego en línea como diagnóstico de investigación. Ahora bien, pese a que utilizar el teléfono móvil más de dos horas no debería considerarse patológico, es probable que resulte un tiempo excesivo.

Según indican los psicólogos que trabajan con Bernd Lachmann, de la Universidad de Ulm, determinados rasgos de carácter favorecen el uso excesivo del móvil. Un estudio de 2019 demostró que las personas poco minuciosas y con un autocontrol bajo, así como las personalidades menos sociables (personas poco empáticas, cooperativas y confiadas) invierten por término medio más tiempo en las redes sociales. También el sexo desempeña un papel: las mujeres jóvenes emplean el móvil cada vez más para chatear, en cambio, el juego está más extendido entre los hombres.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.