Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2018
Neuropsicología

El cerebro de los adolescentes favorece el aprendizaje

El centro de recompensa cerebral muestra una actividad mayor durante la adolescencia.

Los jóvenes poseen un cerebro que reacciona con intensidad a las recompensas. Muestra de ello es el aumento de actividad que se registra en el cuerpo estriado, un área implicada en procesar este tipo de estímulos. Hasta ahora, los científicos habían investigado este fenómeno solo desde un punto de vista negativo, puesto que contribuye a que los adolescentes manifiesten, entre otros, comportamientos de riesgo. Se ha comprobado, sin embargo, que también es posible que la activación de dicha estructura conlleve un efecto colateral positivo: parece que ayuda al cerebro a realizar importantes procesos de aprendizaje con mayor velocidad y eficiencia.

Sabine Peters y Eveline Crone, de la Universidad de Leiden de los Países Bajos, pidieron a 230 niños, adolescentes y adultos, con edades comprendidas entre los 8 y 29 años, que ejecutasen diversas tareas de aprendizaje mientras se encontraban dentro de un escáner cerebral. Cada sujeto efectuó la prueba tres veces en el transcurso de varios años. Cuando superaban las tareas propuestas, recibían retroalimentación positiva. De este modo, los experimentadores buscaban activar las neuronas del cuerpo estriado de los probandos. Descubrieron que el centro de recompensa se excitaba sobre todo en los participantes entre los 17 y 20 años; en cambio, los adultos y los niños mostraban una actividad menor. Además, los individuos con un cuerpo estriado especialmente activo lograban más éxito en sus aprendizajes durante y después del ensayo.

Peters y Crone indican que en una etapa de la vida en la que acontecen importantes procesos de aprendizaje, un sistema de recompensa que responde con facilidad a los estímulos resulta ventajoso.

Fuente: Nature Communications, 10.1038/s41467-017-02174-z, 2017

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.