Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Perspectivas ­sorprendentes

En los confines de las matemáticas y el arte coexisten puntos de vista complejos.

En las obras del escultor Anton Bakker, cada imagen representa una perspectiva diferente del mismo objeto tridimensional. [Opus 125707 / Anton Bakker]

En la alegoría de la caverna de Platón, unos prisioneros se hallan encadenados de cara a una pared de la gruta desde que nacieron, por lo que es la única realidad que conocen. Cuando las sombras de las personas y los objetos que pasan por detrás de ellos se proyectan en esa pared, los cautivos creen que su experiencia del mundo es completa, sin llegar a darse cuenta de que su conocimiento es enormemente limitado.

Una nueva exposición, presentada por el Museo Nacional de las Matemáticas de la ciudad de Nueva York, pone de relieve que al examinar un objeto tridimensional desde un único punto de observación solo vemos una proyección parcial, o una sombra, del ente completo que tenemos delante. Debido a que experimentamos el mundo tridimensional que nos rodea a través del filtro bidimensional de nuestras retinas, en ocasiones, nuestra experiencia visual no es mejor que la de los desafortunados habitantes de la caverna de Platón.

Formas moleculares

Anton Bakker, heredero intelectual del artista gráfico neerlandés M. C. Escher (1898-1972), es un escultor contemporáneo que explora la intersección entre las matemáticas, el arte y la ilusión. Crecido en los Países Bajos, Bakker descubrió el enfoque único de Escher sobre la perspectiva a través del matemático y artista Jacobus «Koos» Verhoeff.

Bakker y Koos se conocieron a través de la hermana de Bakker. Ese primer encuentro iba a ser crucial, ya que su interés común por la tecnología computacional daría lugar a una colaboración artística de 40 años, hasta la muerte de Koos en 2018.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.