Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Julio/Septiembre 2003Nº 4

Informe especial Esquizofrenia

Psiquiatría

Diagnóstico precoz de la esquizofrenia

Desde hace más de un siglo, la esquizofrenia constituye un misterio para los investigadores. Pero se han logrado avances considerables en los últimos años, sobre todo en el diagnóstico precoz.

Menear

Heinz Häfner dirige el grupo de trabajo sobre investigación en la esquizofrenia del Instituto Central de Salud Mental de Mannheim, que él mismo fundó y dirigió hasta 1994. Este catedrático emérito de psiquiatría de la Universidad de Heidelberg es miembro asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y portavoz para el área ''detección e intervención precoces'' de la Asociación para la investigación de la ''red de esquizofrenia''. Con él ha dialogado Mente y cerebro.

Myc: Profesor Häfner, usted ha elaborado instrumentos precisos pra reconocer a las personas con mayor riesgo de esquizofrenia. ¿Cómo justificaría este tipo de pruebas?

Häfner: Como casi todas las enfermedades, la esquizofrenia no empieza de la noche a la mañana. El trastorno se anuncia, auqnue con manifestaciones poco características al principio, que casi nadie relaciona con una verdadera enfermedad psíquica.

Nuestro propósito es reconocer pronto a las personas con alto riesgo de esquizofrenia y tratarlas antes de que aparezcan los síntomas psicóticos del tipo de ideas delirantes o alucinaciones. De esta manera, confiamos en demorar el brote de la psicosis esquizofrénica y aminorar o, tal vez, prevenir sus secuelas.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados