Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El cerebro como obra artística

A primera vista, arte y neurociencia guardan poco en común. Sin embargo, cada año un original evento bautizado con el nombre de Brain Art revela la belleza de las estructuras biológicas y juega con el cerebro representándolo de distintas formas.

My soul, escultura de cristal. [CORTESÍA DE KATHARINE DOWSON Y GV ART GALLERY, LONDRES]

Mariposas aleteando por la corteza; planos del cerebro que se unen formando una flor; una especie de rascacielos que resulta ser la silueta del cerebro... Cuando arte y ciencia se encuentran, se difuminan las fronteras entre realidades que pertenecen a diferentes contextos. No obstante, con un poco más de detenimiento pueden descubrirse nexos; incluso aprender sobre ciencia y sociedad.

Desde hace escasos años, artistas y neurocientíficos hallan en el congreso anual de la Organización para la Cartografía del Cerebro Humano (OHBM, por sus siglas en inglés), uno de los mayores encuentros internacionales de neurociencia, un foro común. Un gran número de imágenes y vídeos participan en el concurso Brain Art («arte del cerebro») que se celebra con motivo del congreso. «Queremos presentar la creatividad artística de los neurocientíficos», explica Daniel Margulies, quien dirige el grupo de neuroanatomía y conectividad del Instituto Max Planck de Neurociencia y Cognición y artífice, en 2011, del original evento artístico. «Los investigadores invierten horas, incluso semanas, para producir representaciones de sus resultados científicos.» El objetivo de la competición es reconocer un proceso que a menudo pasa inadvertido. Las obras se presentan a distintas categorías, entre ellas, mejor ilustración del conectoma humano o mejor ilustración humorística del cerebro.

Brain Art no constituye un género en sí mismo. El término se refiere antes bien al debate artístico con las neurociencias, principalmente en lo que se refiere al cerebro humano. De manera paralela al concurso en el marco de la reunión de la OHBM, los artistas exhiben también sus obras en la exposición Brain Art. En 2013, el comisario Noah Hutton tituló la primera muestra como Subjective resonance imaging («Resonancia magnética subjetiva»). El nombre alude a la tomografía por resonancia magnética, uno de los procedimientos de neuroimagen más usuales en la investigación del cerebro y que permite una visión profunda de la arquitectura cerebral.

Historiador del arte y neurocientífico, Hutton subdivide la comunidad de artistas que participan en el Brain Art en tres grupos: uno, especializado en historia de la neurociencia; otro, interesado en la neurociencia moderna y su influencia en la sociedad, y un tercero compuesto por personas que descubrieron el cerebro como objeto de arte a través del propio sufrimiento. Las páginas siguientes ilustran la diversidad de trabajos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.