Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2016
Nutrición

La leche materna potencia el aprendizaje

Un oligosacárido de la leche humana tiene efectos beneficiosos sobre la capacidad de aprender y recordar, según se ha constatado en roedores.

Para conocer los beneficios cognitivos del 2'-fucosil lactosa (2'-FL), el oligosacárido más abundante de la leche humana, se colocaron dos grupos de ratones silvestres (uno tratado con una dieta normal y otro con comida enriquecida con 2'-FL) en la llamada «caja inteligente». Esta cuantifica de manera automática las veces que cada animal consigue acceder al bebedero en función de su aprendizaje de la prueba motora: deben introducir la cabeza en una ranura un total de ocho veces para beber. [MODIFICADO A PARTIR DE: E. VAZQUEZ ET AL. EN JOURNAL OF NUTRITIONAL BIOCHEMISTRY, VOL 26, PÁGS. 455-465, 2015]

Aunque la leche artificial para recién nacidos que se comercializa hoy en día ofrece resultados satisfactorios, persisten importantes diferencias en su composición respecto a la leche materna. La principal disimilitud estriba en el contenido de hidratos de carbono.

En la leche de la madre, los carbohidratos se dividen en la lactosa (oligosacárido destinado a proporcionar energía inmediata) y un gran número de azúcares simples no digeribles: los llamados oligosacáridos de la leche humana (OLH). Los OLH constituyen el tercer grupo de nutrientes de la leche materna, después de las grasas y la lactosa, siendo incluso más abundantes que las proteínas. Ello sugiere que estos compuestos desempeñan un importante papel para la nutrición y el desarrollo del bebé. En la leche de vaca y, por ende, en las fórmulas infantiles que se producen a partir de esta, los oligosacáridos representan una fracción muy pequeña; además, su variedad es mucho menor que en la leche humana.

Roedores más listos
La lactancia natural se relaciona con muchos efectos positivos en la salud del recién nacido: aumenta la resistencia a las infecciones, existe un mayor desarrollo del sistema inmunitario y mejora la adquisición de ciertas funciones cognitivas, entre otros.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.