Marc Jeannerod, pionero de las ciencias cognitivas

Desde los años sesenta del siglo pasado, el neurofisiólogo Marc Jeannerod contribuyó al avance de las neurociencias. Sus trabajos ­sobre la visión no consciente, la acción y la autoconsciencia han ­permitido precisar el funcionamiento del cerebro.

ISTOCK

En síntesis

El neurofisiólogo Marc Jeannerod (1925-2011) está considerado una de las figuras más destacadas en la evolución de las neurociencias a lo largo de los últimos cincuenta años.

Se centró en la investigación del sistema visual, la acción y la autoconsciencia. Se convirtió en pionero de la neurociencia cognitiva de la acción.

Sus trabajos han permitido ahondar en el cono­cimiento de ciertas psicopatologías. Sobresale su contribución al estudio de diversos síntomas de la esquizofrenia.

Marc Jeannerod, de formación fisiólogo, ha constituido uno de los pilares de las ciencias cogniti­vas en Francia y en el mundo. Protagonista de la «revolución de las neurociencias» de los años sesenta, falleció el 1 de julio de 2011 a la edad de 75 años. Su carrera de investigador comenzó a mediados de los años se­senta en el laboratorio de Michel Jouvert, profesor emérito de la Universidad de Lyon, quien descubrió las fases del sueño paradójico. En esa época, Jeannerod se interesó por el enigma de los movimientos oculares durante el sueño (REM, por sus siglas en inglés), los cuales acontecen sin necesidad de un estímulo exterior. Este fenómeno revelaba la existencia de una actividad motora endógena.

Tal observación le dio pie para, junto con los defensores de la revolución cognitiva, rechazar el modelo conductivista que concebía la acción como una respuesta a una señal del entorno. De esta forma se convirtió en un pionero de las neurociencias cognitivas de la acción. Defendía con fervor que el movimiento voluntario se basaba en la primacía de la interioridad del agente, es decir, quien actúa no experimenta de manera pasiva los embates impuestos por el entorno, sino que, mediante su actividad impone una intención al ambiente que le rodea. Los movimientos espontáneos se originan en el cerebro.

Ello abría un camino experimental para el estudio de los procesos cerebrales. Jeannerod centró su investigación en tres temas principales: el modelo del sistema visual de doble vía en los humanos, el modelo tripartito de la intencionalidad compartida y la aproximación experimental de la autoconsciencia.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.