Movimiento imaginario

Con pocas indicaciones se puede engañar al cerebro para que perciba movimientos inexistentes.

Nanami Nagura durante su actuación en Oulu. [AP PHOTO / VESA RANTA]

En agosto de 2014, Nanami Nagura, alias Siete Mares, hizo su entrada a escena en Oulu, Finlandia, para lo que parecía una exhibición de artes marciales. Se despojó de la capa que la cubría, lució su kimono e hizo gesto de desenvainar una katana. Después, trazó sobre la multitud un amplio arco apuntando con un dedo y gritó con todas sus fuerzas: «¡Os voy a matar!».

Le siguió una explosión de luz y sonido. Con las primeras notas de Brigde burning, de los Foo Fighters, Nagura trocó su imaginaria espada por una imaginaria guitarra de rock duro. Mientras su mano izquierda pulsaba en los trastes, su brazo derecho ejecutaba molinetes al estilo de Townshend, el ex guitarrista de The Who. Como poseída por el fantasma de Jimi Hendrix, corría y brincaba por el escenario, arrastrada por su instrumento y con sus trenzas negras volando de un lado a otro. De espaldas al público, doblada hacia atrás hasta poder mirarlos, Nagura tocó la guitarra por encima de su cabeza. La exhibición fue agotadora, pero valió la pena: Siete Mares ganó la edición de 2014 del codiciado campeonato mundial Air Guitar, en el que los concursantes compiten por ser el mejor tocando una guitarra imaginaria. Nagura, de 19 años, había alcanzado la fama.

Pero ¿cómo pudo el público percibir que blandía primero una espada y después una guitarra, si ninguna de las dos existía en realidad? La ilusión podría haber sido todavía más vigorosa si hubiera optado por una puesta en escena más tradicional: sentada en una silla, con un pie en un escabel y las manos puestas en ademán de sujetar una guitarra clásica española al estilo de Andrés Segovia. Aun así, su insólita ejecución ofrecía múltiples indicios que permitieron a los espectadores imaginarse una guitarra sólida moviéndose entre sus manos. Dicho de manera sencilla, Nagura actuó como una estrella del rock, con todos los detalles: escenario, iluminación y música... pero sin guitarra.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.