Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2014
Psicología

El yoga: un camino apacible hacia el bienestar

Millones de personas aseguran que les calma, les aporta un beneficio corporal y les da energía para seguir con la rutina. También cada vez más médicos y psicólogos investigan su supuesto efecto sanador. ¿Alivia el yoga los estados de estrés, ansiedad y depresión? De ser así, ¿cómo?

THINKSTOCK / SZEFEI

En síntesis

Según los estudios, el yoga mitiga la inquietud producida por el estrés y aumenta el bienestar.

Investigaciones mediante neuroimagen muestran efectos neurobiológicos, entre ellos, el aumento de la secreción del neurotransmisor inhibidor GABA y un incremento del volumen del hipocampo, la central de la memoria en el cerebro.

El yoga puede servir como medida de apoyo en el tratamiento de la ansiedad y la depresión.

Desenrollan la esterilla y practican la postura del guerrero, el cuervo y la cobra. Ya sea con un profesor de yoga, ya en su domicilio con las instrucciones de un libro, un curso en línea o, sencillamente, por su cuenta. No se trata, en absoluto, de individuos con una tendencia espiritual a encontrarse consigo mismos. Hace tiempo que el yoga ha dejado de ser una práctica alternativa; al contrario, está de moda entre todos los grupos de edad y ámbitos profesionales.

Muchas personas practican yoga por motivos de salud: para relajarse y atenuar el estado de estrés, a fin de cuidar la espalda o para mantenerse (o ponerse) en forma. Pero si las modas vienen y van, el yoga se queda. En los últimos años, el número de adeptos y de centros que imparten esta disciplina ha crecido sin cesar en diversos países del mundo, también en España.

El mercado ofrece los utensilios adecuados para convertirse en un verdadero yogui: esterilla, ropa, libros, música y un sinfín de útiles que se pueden comprar. Sin duda, el boom del yoga aporta beneficios económicos, pero ¿hasta qué punto fortalece la salud psíquica? ¿Dónde se encuentran las posibilidades y los límites de los estiramientos y los ejercicios de relajación?

El yoga tradicional (del sánscrito yuga, «unir») proviene de la India. Se presume que sus inicios se remontan a más de 5000 años. Como fuente importante de esta escuela espiritual, que debe allanar el camino hacia Dios, encontramos un escrito del sabio indio Patanjali: los Yoga sutra, obra que contiene las bases esenciales del maestro.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.