Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Arteterapia para la psique

Expresar los pensamientos, sentimientos y recuerdos de forma creativa ayuda a muchos pacientes. Poco a poco, aumenta el interés por investigar el efecto terapéutico del arte.

El objetivo de la arteterapia radica en que los pacientes se conozcan mejor a sí mismos a través de actividades creativas. [KATHARINA BÖSWETTER; CORTESÍA DE GEORG FRANZEN]

En síntesis

La arteterapia lleva tiempo aplicándose en psiquiatría, geriatría, oncología y psicosomática. Se ofrece de forma individual o grupal.

Los pacientes expresan sus experiencias y sentimientos mediante dibujos, collages o esculturas. El terapeuta no clasifica las creaciones, sino que estas facilitan el diálogo y un cambio de perspectiva en el paciente.

La investigación de la arteterapia es aún incipiente. Muchas personas la consideran útil, pero hasta ahora solo existen unos pocos estudios de calidad sobre su eficacia.

Las sombras de la infancia estuvieron a punto de dejar a Catherine tras los muros de un hospital psiquiátrico de por vida. Allí, la joven recibió electrochoques como tratamiento para su ataque de nervios. De nada sirvió. Pero durante ese período también conoció la pintura, una herramienta que le abrió el camino hacia la curación, mucho más de lo que habían conseguido otras terapias. Catherine pintó mundos de cuentos de hadas y seres imaginarios. Esos dibujos la ayudaron a elaborar las experiencias traumáticas debidas a los abusos sexuales de su padre. Y la llevaron a dedicarse al arte. Hoy, las obras de Catherine se conocen en todo el mundo, sobre todo sus esculturas de la serie «Nanas», que creó bajo el nombre artístico de Niki de Saint Phalle. En 2002, a los 71 años, Catherine Marie-Agnèsde Saint Phalle falleció tras una larga enfermedad pulmonar.

Cada día, muchos pacientes se enfrentan a sus demonios internos armados con lápices y pinceles. La arteterapia se utiliza en psiquiatría, medicina psicosomática, oncología, neurología y geriatría. Mediante los distintos métodos que abarcan las artes plásticas (pintura, dibujo, modelaje o fotografía) intentan expresar sus pensamientos, sentimientos y recuerdos, descubrir su creatividad y educar la percepción sensorial. El objetivo es ayudar a superar la enfermedad. La arteterapia se aplica de manera individual o grupal, y utiliza técnicas de la psicología profunda y de las terapias conductuales, entre otras. No constituye un método de psicoterapia de por sí, sino que se incluye en el tratamiento como parte de un concepto terapéutico más amplio. También se utiliza en residencias para personas mayores, centros de educación especial y prisiones.

Espejo del alma

¿Qué puede hacer una escultura de papel maché contra la enfermedad de Alzheimer o los trastornos de ansiedad? La arteterapia busca que el paciente se conozca mejor a sí mismo a través de la expresión creativa. Las obras que surgen de ese proceso no se califican. Pero lo extraordinario de este procedimiento terapéutico es que se desarrolla sin necesidad de conversar. De ello se benefician, sobre todo, las personas a las que les cuesta explicar con palabras el dolor que sufren. «A veces, los pacientes con una depresión grave presentan problemas en este sentido», afirma el psicólogo y psicoterapeuta Georg Franzen, presidente de la Asociación Alemana de Terapias Artísticas. «En la arteterapia pueden experimentar una catarsis que reduce de tal manera su sufrimiento que es posible llevar a cabo una psicoterapia con ellos». Como siguiente paso, y en el mejor de los casos, paciente y terapeuta hablan sobre el cuadro o la manualidad que ha surgido. Cuando se trata de una terapia grupal, se comparte las explicaciones con los demás asistentes. El paciente puede observar la obra de arte como un espejo de su vida interior, desde distintas perspectivas y una distancia sana. El terapeuta le ayuda a comprender mejor su creación, diciéndole, sin enjuiciar, lo que él ve.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.