Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Asperger y los nazis

¿Simpatizante o militante de la resistencia? Documentos históricos abren una nueva perspectiva sobre el papel del psiquiatra y pediatra Hans Asperger en la Viena nacionalsocialista.

En la institución Am Spiegelgrung, cientos de niños y jóvenes encontraron la muerte. [Biblioteca Nacional de Austria / Harry Weber]

En síntesis

El pediatra Hans Asperger (1906-1980) está considerado pionero en la investigación sobre el autismo. Su tesis doctoral publicada en 1944, que no se tradujo al inglés hasta después de su muerte, lo hizo internacionalmente famoso.

A partir de 1935, dirigió el ­Departamento de Pedagogía ­Terapéutica de la Clínica Universitaria de Viena. Tras el Anschluss, la anexión de Austria por Alemania, el departamento se fue convirtiendo cada vez más en el punto de mira de los eugenistas del nacionalsocialismo.

Investigaciones recientes demuestran que Asperger tuvo conocimiento de algunos de los crímenes de eutanasia de aquel tiempo. También estuvo involucrado, al menos indirectamente, en el asesinato de niños con discapacidad mental.

A Hans Asperger (1906-1980) se le considera figura central de la pedagogía terapéutica, una disciplina que busca educar y estimular a los niños y adolescentes con problemas psíquicos. La fama de este pediatra fue en aumento desde los años ochenta del siglo pasado, cuando sus contribuciones sobre el autismo fueron adquiriendo una acogida internacional cada vez mayor. Describió el síndrome que lleva su nombre, una manifestación leve dentro del trastorno del espectro autista.

A partir de 1935, Asperger dirigió el Departamento de Pedagogía Terapéutica de la Clínica Pediátrica de Viena. Después de la anexión de Austria a Alemania de 1938 (Anschluss) mantuvo su cargo, aunque nunca se afilió al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP). En las últimas etapas de su vida, se distanció de las atrocidades de los nazis. En retrospectiva, las acciones de Asperger en esa época suelen recibir comentarios favorables; incluso algunos ven en él un opositor del régimen, un médico que protegía a numerosos niños con discapacidad para salvarles de un destino oscuro. Pero si participó activamente en la «eutanasia infantil» nacionalsocialista, es decir, en el asesinato de niños cuya existencia los nazis consideraban que «no valía la pena», siguió sin estar claro durante mucho tiempo.

Mi investigación revela ahora nuevas facetas de la vida y las actuaciones de Asperger durante el Tercer Reich. Como simpatizante se benefició de varias formas de los acontecimientos en la Austria nacionalsocialista. Algunos indicios sugieren incluso que la ideología nazi estaba más cerca de sus propias convicciones de lo que se ha supuesto hasta ahora.

Como el propio Asperger señalaba con frecuencia, su participación en la asociación católica Neuland le marcó. Durante toda su vida se consideró miembro de esta institución. El historiador Ernst Hanish sitúa Neuland en el ala derecha del catolicismo político austríaco. Tras la prohibición del NSDAP en Austria a partir de 1933, grupos por entonces ilegales de las Juventudes Hitlerianas y otros partidarios del nacionalsocialismo se infiltraron en la asociación. En 1936, Anton Böhm (1904-1998) asumió su dirección. Como se demostró más tarde, desde 1933, Böhm era miembro secreto del NSDAP.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.