Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La corteza visual reacciona también a los ruidos

En cierto modo los estímulos acústicos preparan al sistema visual para lo que va a percibir.

Getty Images / SensorSpot / iStock

Durante mucho tiempo, se ha considerado que la corteza visual primaria del cerebro estaba especializada única y exclusivamente en las impresiones visuales, y que solo en las regiones cerebrales secundarias se unían dichas impresiones a otras percepciones sensoriales. Sin embargo, cada vez se hallan más indicios de que informaciones de distintos canales sensoriales (por ejemplo, líneas y sonidos) se procesa de forma conjunta en zonas visuales tempranas. A esta conclusión llegó la psicóloga Petra Vetter, de la Universidad de Londres, ya en 2014.

Ya entonces, ella y otros científicos demostraron que los sonidos naturales activaban la corteza visual en voluntarios a quienes les habían tapado los ojos. Es posible que nos imaginemos sonidos; eso explicaría por qué también reaccionan las áreas cerebrales visuales. Esta hipótesis ha podido ser reba­tida por el mismo equipo en un ­estudio reciente. Para ello, los científicos hicieron que invidentes congénitos escucharan con atención cantos de pájaros, voces o ruido de tráfico mientras exploraban su actividad cerebral mediante resonancia magnética funcional. Obser­varon que los ruidos también activaban determinadas regiones de la corteza visual primaria. Sin embargo, como había ocurrido anteriormente con los participantes videntes, el efecto era más obvio en las regiones que procesan las impresiones visuales en la periferia.

Por el contrario, el área encargada de la visión central y que, por ejemplo, representa los rostros con una mayor resolución, parece estar menos implicada en los ruidos. Los investigadores sospechan que los estímulos acústicos, en cierto modo, preparan al sistema visual para lo que va a percibir y para que preste especial atención a los objetos que se encuentran en los bordes del campo de visión. Esto parece ser una característica fundamental que incluso está presente en personas ciegas de nacimiento.

Fuente: Current Biology, 10.1016/j.cub.2020.05.071, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.