¿Dónde se aloja la belleza en el cerebro?

El cerebro procesa la belleza de distinta manera, según se trate de un rostro o una pintura.

El cerebro ­procesa los ­rostros bonitos de forma distinta a los cuadros bonitos. [TV-Radio Mirror, Macfadden Publications / DOMINIO PÚBLICO]

Marylin Monroe, la Torre Eiffel, un cuadro de Monet: la mayoría de nosotros pensamos que son ejemplos de belleza. Desde hace dos decenios, los científicos investigan si existe una determinada región del cerebro que procese la belleza, con independencia de que se trate de una cara, una obra arquitectónica, una pieza musical o imágenes artísticas. Un metanálisis llevado a cabo por el equipo de Hu Chuan-Peng, del Instituto Leibniz para la Investigación de la Resiliencia en Mainz, ha arrojado luz sobre esta cuestión.

A partir del análisis de 49 estudios que investigaban este tema, los científicos descubrieron que no existe una única región cerebral dedicada a la belleza, sino al menos dos. Así, cuando los voluntarios observaban rostros considerados bellos se activaba la parte inferior de la corteza prefrontal medial, cosa que no sucedía si observaban caras poco atractivas. Esta área se encuentra relacionada con el estriado, por lo que forma parte del sistema de recompensa. Las pinturas bellas, en cambio, activaban la parte frontal en vez de la inferior. Según los investigadores, ello indica la distinta valoración de los estímulos: para los humanos, las caras representan «estímulos primarios de recompensa», mientras que las obras de arte se procesan a niveles cognitivos superiores. Futuros estudios deberán esclarecer si hay más áreas cerebrales dedicadas a la belleza, por ejemplo, para valorar la música o la danza.

Fuente: Cognitive, Affective, & Behavioral Neuroscience, 10.3758/s13415-020-00827-z, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.