Los niños procesan el lenguaje con ambos hemisferios cerebrales

En los niños, la asimetría cerebral no se encuentra tan marcada como en los adultos.

Getty Images / gradyreese / iStock

Aunque nuestros dos hemisferios cerebrales son idénticos externamente, desempeñan funciones diferentes. En la mayoría de las personas, se activan sobre todo áreas del hemisferio izquierdo cuando hablan o procesan el lenguaje. Al menos de esta manera sucede en los adultos. En los niños, por el contrario, esta asimetría aún no se encuentra tan marcada, según afirma el equipo de Elissa Newport, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Georgetown y del Hospital Nacional de Rehabilitación MedStar de Washington.

Los investigadores reclutaron a 30 niños de entre 4 y 13 años de edad, así como a adultos de entre 18 y 29 años. Todos los participantes eran diestros, pues en ellos la dominancia del lenguaje del hemisferio cerebral izquierdo es más evidente, y resolvieron varias pruebas tumbados en un escáner cerebral. Entre otras actividades, debían leer una frase y decir si su contenido era correcto. Mientras tanto, los científicos observaron las regiones del cerebro que se estimulaban con más intensidad.

Tal y como esperaban, durante la tarea se activaban, sobre todo, los centros del lenguaje del hemisferio izquierdo. En los voluntarios de 4 a 6 años, sin embargo, trabajaban además las regiones del hemisferio derecho que se disponían de forma simétrica respecto a los centros del lenguaje. También en niños más mayores aparecía ese patrón, pero iba debilitándose conforme sus edades avanzaban. En alrededor del 60 por ciento de los adultos, los científicos no hallaron ningún tipo de actividad en el hemisferio derecho.

Según afirman los investigadores, el hallazgo indica que los hemisferios cerebrales, con el desarrollo, se especializan en determinadas tareas. El proceso comenzaría en la infancia y concluiría probablemente, como muy pronto, a partir de los 6 a los 10 años. El hecho de que los niños utilicen ambos hemisferios para habilidades como el lenguaje también podría explicar por qué los daños cerebrales a menudo tienen consecuencias menos graves en ellos que en los adultos.

Fuente: PNAS, 10.1073/pnas.1905590117, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.