Por qué el tiempo a veces pasa rápido y otras despacio

Determinadas neuronas pueden cansarse cuando se las expone constantemente al mismo, por lo que el tiempo parece pasar más lentamente.

Unsplash / Aron Visuals (unsplash.com/photos/BXOXnQ26B7o)

Mientras nos encontramos ocupados, el tiempo se nos pasa volando; en cambio, si estamos aburridos, parece que el día no se acabe nunca. ¿El motivo? Determinadas neuronas pueden cansarse cuando se las expone constantemente al mismo estímulo. Pero ¿qué región del cerebro se encarga de nuestra percepción subjetiva del tiempo? Desde hace años, se sospecha que el giro supramarginal del lóbulo parietal era el responsable, pero hasta la fecha no estaba claro si sus neuronas se hallaban sincronizadas con el tiempo percibido subjetiva u objetivamente.

Para averiguarlo, Masamichi Hayashi y Richard Ivry, de la Universidad de California en Berkeley, midieron mediante resonancia magnética la actividad cerebral de 18 personas. Durante la fase de adaptación inicial, los participantes observaron 30 veces seguidas un punto gris en una pantalla. Esta presentación duraba siempre 250 milisegundos (tiempo corto) o bien 750 milisegundos (tiempo largo). A continuación, volvieron a mostrar a los participantes la mancha gris, pero esta vez en duraciones diferentes. Posteriormente, escuchaban un sonido con una duración constante. Presionando un botón, los voluntarios debían decidir si veían el punto por más tiempo o si era el sonido el que duraba más.

Cuando el estímulo de adaptación era corto, sobrevaloraban la duración del estímulo posterior; por el contrario, si era largo, infravaloraban el tiempo que duraba. En ambos casos, disminuía la actividad del giro supramarginal. La oscilación era mayor cuanto más se asemejaba el tiempo que duraba el estímulo
de adaptación y el de prueba.

Ello se explica porque las neuronas de dicha región reaccionan de forma selectiva a los estímulos de una duración determinada y se cansan con las repeticiones. La actividad de otras neuronas permanece igual, por lo que se distorsiona la percepción del tiempo.

De este modo, los investigadores confirmaron que el lóbulo parietal influye e la percepción del tiempo subjetivo, y no en la del físico.

Fuente: Journal of Neuroscience, 10.1523/JNEUROSCI.0078-20.2020, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.