Nacidos por duplicado

Los «gemelos» no emparentados comparten algo más que su aspecto físico.

FRANÇOIS BRUNELLE

El fotógrafo François Brunelle solía ver personas idénticas por todas partes. Incluso tenía su propio «duplicado»: el actor británico Rowan Atkinson. La gente le decía que se parecía al famoso personaje de Atkinson, Mister Bean, pero él no encontraba la similitud. Sin embargo, en una ocasión mientras veía un episodio de Bean, se reconoció a sí mismo. Estas experiencias inspiraron a Brunelle para emprender el proyecto fotográfico I'm not a look-alike («No soy un doble»), en el que trabaja desde 1999.

A lo largo de los dos últimos decenios, Brunelle ha retratado a cientos de personas sin parentesco, pero que parecen gemelos idénticos. Francisco Costela y Joshua Corrigan, dos investigadores biomédicos de Phoenix, posaron en 2013 para Brunelle. No se habían percatado de lo similares que eran entre sí hasta que otras personas se lo indicaron. Alrededor de un año después de tomar la fotografía, un equipo de genetistas pidió a Costela y Corrigan unas muestras de saliva con el fin de examinar su ADN.

Lo que subyace al parecido

Manel Esteller, director del programa de epigenética y biología del cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) y profesor de genética en la Universidad de Barcelona, se encargó de dirigir el estudio. Junto con sus colaboradores había descubierto en estudios anteriores diferencias epigenéticas en gemelos monocigóticos (que comparten el mismo ADN) que explicaban por qué no eran copias exactas. El proyecto de Brunelle condujo al equipo a explorar la otra cara de la moneda: los humanos casi idénticos que no tienen relación familiar. «Estas personas pueden ayudarnos a responder una antigua cuestión sobre cómo nuestro aspecto viene determinado por la biología y el ambiente», explica Esteller.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.