Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Psicología cultural: el poder de la comunidad

Quien solo observa al individuo, nunca entenderá a la humanidad. La psicología cultural analiza cómo nos influyen las normas sociales y las tradiciones.

FOTOLIA / DRX

En síntesis

El surgimiento de la psicología cultural es relativamente joven: no fue hasta los años setenta del siglo pasado cuando se estableció como una rama más dentro de la psicología. Según el punto de vista anterior a su establecimiento, los hallazgos de la ciencia experimental y de la conducta humana debían poderse aplicar como principios universales.

Uno de los intereses de la psicología de la cultura estriba en el estudio de las posibles características comunes entre las diversas sociedades. Geert Hofstede, de la Universidad de Limburgo, y uno de los referentes de esta disciplina, señaló que el grado de cohesión de una cultura permite diferenciar las culturas individualistas (como la europea) de las colectivistas (la africana, por ejemplo). También se ha comprobado la influencia cultural en el autoconcepto de las personas y en nuestra vida emocional. Entre las cuestiones futuras por investigar, se encuentran las consecuencias del fenómeno de la globalización para las culturas.

«Muchas gracias por cumplimentar el cuestionario. Como agradecimiento, puede llevarse uno de estos lápices.» Heejung Kim ofrece cinco lápices a la persona que espera en una sala del aeropuerto de San Francisco a que anuncien su vuelo por los altavoces. Uno es naranja; los otros cuatro, de color verde. ¿Qué lápiz escogerá? El viajero desconoce que sus respuestas a la lista de preguntas poco interesan al encuestador; este siente curiosidad, en cambio, por saber el lapicero que va a elegir.

Kim y Hazel Markus, ambos de la Universidad Stanford, publicaron los resultados de ese estudio en 1999. Comprobaron que el 74 por ciento de los participantes estadounidenses optaba por el lápiz naranja, frente al 24 por ciento de los viajeros de origen asiático. Esta investigación supuso la piedra angular de la psicología cultural. Hoy en día, esta especialidad forma parte de las disciplinas psicológicas, pero la situación era muy diferente antes de los años setenta del siglo pasado. La ciencia de la experiencia y del comportamiento humano debía ser válida en todo el mundo, independientemente de la cultura. Esta pretensión se antoja cuestionable si se tiene en cuenta que más del 90 por ciento de los estudios psicológicos se llevan a cabo con sujetos calificados por el equipo de Joseph Heinrich como WEIRD, por las siglas en inglés de «occidental, educado, industrializado, rico y democrático» (el acrónimo también significa en inglés «raro, loco»). Sin embargo, este grupo social tan solo representa el 12 por ciento de la población mundial.

A principios de los años setenta, un grupo de jóvenes psicólogos investigaron si los hallazgos en psicología resultaban válidos en distintas culturas. En 1972, fundaron la Asociación Internacional de Psicología Transcultural (IACCP). Hoy sabemos que los trabajos que comparan culturas han ahondado y ampliado el conocimiento de los fenómenos psicológicos básicos.

Con todo, la afirmación de que la cultura influye en nuestra manera de pensar tampoco sorprende demasiado. «Allá donde fueres, haz lo que vieres», reza la sabiduría popular. Pero ¿podría existir un patrón común que configurara el comportamiento a pesar de que las costumbres entre culturas fueran diferentes? En ese caso, ¿cuáles son las dimensiones esenciales que comparten las diversas culturas? Los expertos de la psicología cultural se plantearon estas cuestiones a finales de los años setenta y principios de los noventa.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.