Ricardo Núñez Montero / Little Silverback

La joven gorila de las montañas, Kuhirva, llora la muerte de su bebé en la selva Bwindi de Uganda. Durante varias semanas, llevó el cadáver a su espalda y siguió acariciándolo. Este tipo de conducta se ha observado en otros animales, lo que apunta a que no solo el ser humano llora la muerte de sus congéneres.

El fotógrafo Ricardo Núñez Montero ganó con esta imagen el premio Fotógrafo de la vida salvaje 2018 en la categoría de «Comportamiento de los mamíferos».

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.