Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El olor de nuestra pareja nos depara dulces sueños

Dormir con una prenda de la persona querida tiene el mismo efecto que un somnífero.

La camiseta de la persona amada nos facilita caer en los brazos de Morfeo, de la misma manera que algunos somníferos. [GETTY IMAGES / TERO VESALAINEN / ISTOCK]

¿Está de viaje solo? Si es así, esperamos que haya introducido una camiseta de su pareja en el equipaje. El consejo no es baladí, pues, al parecer, el mero olor de la persona querida nos induce un sueño reparador. A esta conclusión ha llegado un equipo de la Universidad de la Columbia Británica.

La psicóloga Marlise Hofer y otros científicos solicitaron a 155 voluntarios que descansaran sobre almohadas algo particulares: estaban enfundadas en una camiseta que o bien había llevado su pareja durante 24 horas, o bien una persona extraña o que estaba sin usar. Durante varias noches seguidas tenían que dormir con ese cojín; a continuación, debían informar acerca de cómo habían descansado. Con el fin de obtener datos objetivos sobre la calidad del sueño, los investigadores equiparon a los participantes con un actígrafo, dispositivo que registra los movimientos del durmiente.

Comprobaron que las personas que creían haber dormido sobre la camiseta de su pareja se sentían más descansadas al día siguiente. Los datos referentes a los movimientos nocturnos de los participantes revelaron, asimismo, que los que habían recostado la cabeza sobre la camiseta de su pareja experimentaron un sueño más tranquilo, con independencia de si habían identificado conscientemente el olor de la persona querida. Los autores concluyen que el olor de la pareja aumenta la eficiencia del sueño en un 2 por ciento, porcentaje que se corresponde, aproximadamente, con el efecto de los somníferos y los fármacos orales con melatonina.

Fuente: Psychological Science, 10.1177/0956797620905615, 2020

Puedes obtener el artículo en...

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.