Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Julio/Agosto 2015Nº 73
Encefaloscopio

Medicina

Gratuito

De la mente a la materia

Muchas dolencias físicas pueden deberse a expectativas negativas, fenómeno conocido como efecto nocebo.

Menear

Dolor de cabeza. Saber que a gran altitud podríamos sufrir cefalea puede alterar rutas químicas en el cerebro y provocar un dolor de cabeza auténtico.

Picores. Indicios visuales o informaciones orales (si se nos explica que tendremos que pasar entre ortigas, por ejemplo) pueden hacer que sintamos picores.

Alergias. Ver, oler, e incluso imaginar algo a lo que se es alérgico puede provocar una reacción.

Dolor. Si esperamos que algo vaya a hacernos daño, la percepción del dolor se acentúa.

Disfunción eréctil. Saber que se puede ser propenso a la disfunción eréctil aumenta la probabilidad de que se produzca.

Puede conseguir el artículo en: