Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El extendido tópico de la genialidad masculina

La asociación implícita de los hombres con la genialidad contribuye a la infrarespresentación de las mujeres en el campo de la ciencia y la tecnología.

GETTY IMAGES/POBA/ISTOCK

Cátedras, premios Nobel y altos cargos, la mayoría otorgados a hombres. Durante siglos, y todavía hoy, las mujeres se encuentran in­frarrepresentadas en la ciencia y la tecnología en lo que a puestos de prestigio y reconocimientos se refiere. Un grupo dirigido por Tessa Charlesworth, de la Universidad Harvard, investigó si detrás de este hecho se esconden estereotipos: ¿relacionamos la «genialidad» más con los hombres que con las mujeres?

Si se les preguntaba directamente, la mayoría de los participantes lo negaban, apunta el equipo formado por dos psicólogas y dos psicólogos. Para indagar sobre las opiniones inconscientes, el grupo utilizó el Test de Asociación Implícita (TAI). Los voluntarios debían clasificar términos e imágenes que aparecían en una pantalla en un tiempo limitado: tenían que pulsar siempre la misma tecla cuando aparecía una palabra («brillante», por ejemplo) o un tipo concreto de imagen (a veces el rostro de un hombre y otras, el de una mujer). La lógica en que se basa este ejercicio es que cuanto más rápido respondamos, más fácil nos resulta la tarea, lo que sugiere que ambos conceptos se encuentran muy relacionados en nuestra mente.

El equipo comparó las asociaciones inconscientes que más de 3600 participantes de casi 80 países realizaban sobre hombres o mujeres y seis características. En contraste con cualidades como «creativo» y «divertido», los participantes respondían con mayor rapidez a la combinación de «brillante» con un hombre (pero no con una mujer). Solo la característica «fuerte» se asociaba aún más al sexo masculino. Esa tendencia se observó tanto en hombres como en mujeres, así como en adultos y niños.

Estos estereotipos y las actitudes inconscientes, sobre todo las que confirman nuestras opiniones preconcebidas, repercuten en el modo en que buscamos y procesamos la información. Otros estudios demuestran que los niños, ya a partir de los seis años de edad, relacionan de forma más intensa el término «muy listo» con chicos que con chicas. Además, a esa edad, las niñas empiezan a evitar actividades que supuestamente están indicadas solo para niños «muy listos». Los autores concluyen que «la asociación implícita aleja a las mujeres de profesiones de prestigio.»

Fuente: Journal of Experimental Social Psychology, 10.1016/j.jesp.2020.104020, 2020

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.