Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2009
Terapia

Borrones mentales

Terapias traumáticas pueden inducir efectos durables en la salud mental.
Cierta mañana de febrero, de hace diez años, Sheri J. Storm abrió el Milwaukee Journal Sentinel y leyó el titular: "Querella por mala práctica: La demandante afirma sentir horror de sus recuerdos, y declara, con gran emoción, que su psiquiatra implantó en ella falsas evocaciones". Este titular la dejó conmocionada. La persona del artículo tenía mucho en común con ella: el mismo psiquiatra, iguales recuerdos e idéntico diagnóstico de personalidad múltiple. Súbitamente, Storm comprendió que su propia enfermedad y sus más de 200 personalidades, que tan dolorosamente reales le parecían, no eran sino creaciones de su imaginación... inducidas por el psiquiatra Kenneth Olson, en quien ella depositó su confianza.
Storm, en un principio, acudió a Olson porque sufría insomnio y ansiedad asociada a los trámites de su divorcio y a los comienzos de su nuevo trabajo en publicidad radiofónica. Esperaba que le fuesen prescritos antidepresivos o, quizá, técnicas de relajación. Pero tras soportar sesiones de hipnosis, medicaciones psicotrópicas e internamientos en clínicas de salud mental, Storm tenía muchos más motivos de preocupación que un mero estrés. Ella "recordaba" que su padre la había sometido a abusos sexuales a la edad de tres años y la había obligado a participar en actos de bestialismo y en rituales satánicos, con sacrificio y antropofagia de bebés humanos. Según su psiquiatra, estas experiencias traumáticas habían engendrado en la psique de Storm toda una gama de personalidades diferenciadas, llamadas "alters" (del latín alter, otro).

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.