Angustia hereditaria

La dura vida que soportó su abuelo podría hacer de usted una persona angustiada.

FOTOLIA / JACKF

Los acontecimientos estresantes en los primeros años de la vida de una persona, como desprecios o malos tratos, pueden acarrear un impacto psicológico en la adultez. Estos efectos pudieran persistir en los hijos de los afectados, incluso en los nietos.

Larry Feig y Lorena Saavedra Rodríguez, de la facultad de medicina de la Universidad Tufts, indujeron estrés social crónico en ratones jóvenes, trasladándolos de forma regular durante siete semanas a nuevas jaulas. Llegados a adultos, sometieron a los múridos a diversas mediciones de estrés. Para ello se valieron de una serie estándar de pruebas de laboratorio para la ansiedad en roedores. Entre otros parámetros, midieron el tiempo que el animal permanece en espacios abiertos de un laberinto o la frecuencia con que se acerca a ratones a los que no conoce.

En general, las hembras exhibían comportamientos indicativos de mayor estrés que los animales de control, pero no así los machos. Sin embargo, ambos sexos sí ofrecían muestras de conductas ansiosas. Los machos que habían sido estresados en su adolescencia transmitieron estas conductas a sus nietas, incluso a sus ­bisnietas.

Tales resultados refuerzan estudios anteriores, según los cuales las hembras parecen correr mayor riesgo de ansiedad, lo que pudiera resultar de un conjunto de factores sociales o bioquímicos. «Machos y hembras podrían sufrir la misma anomalía a nivel molecular», señala Feig, «pero en los machos, realmente no afecta a su conducta».

Aunque Feig ignora todavía el modo en que los machos transmiten la vulnerabilidad a la ansiedad —sospecha de modificaciones bioquímicas en el esperma—, considera que tales efectos se encuentran más atenuados en los humanos. Los múridos fueron criados en jaulas sencillas, con un número limitado de influencias ambientales. Los humanos, en cambio, cuentan con ambientes más complejos, además de la capacidad de aprender nuevas destrezas para afrontar la angustia.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.