Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

CORTESÍA DE JENS SCHWAMBORN, UNIVERSIDAD GUILLERMO DE WESTFALIA DE MÜNSTER

Las células madre se dibujan como la gran esperanza para la medicina del futuro. Mas ¿permitirán disminuir el característico temblor de la enfermedad de Parkinson? Jens Schwamborn y su doctoranda Kathrin Hemmer, ambos en la Universidad Guillermo de Westfalia en Münster, han logrado tal hazaña, al menos, en ratones. Los investigadores implantaron células madre procedentes de piel humana (núcleos celulares en rojo) en el estriado de múridos enfermos (el estriado corresponde a la región cerebral en la que la carencia del neurotransmisor dopamina origina el característico temblor). Las células madre neuronales se incorporaron entre las células nerviosas y de la glía del cerebro de los animales (núcleos celulares en azul, extensiones de la astroglía en verde). El trasplante redujo los síntomas motores del párkinson, mas otras características de la patología neurodegenerativa (entre ellas la limitación de las capacidades cognitivas) permanecieron inalteradas. La imagen se tomó mediante microscopía láser confocal.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.