Insomnio digital

Usar tabletas u ordenadores en horario nocturno afecta a la producción de melatonina.

FOTOLIA / KAPARULIN

Si al lector le cuesta coger el sueño, la culpa pudiera bien ser de su portátil o de su tableta. Un estudio reciente de Mariana Figueiro, del Centro de Investigaciones sobre Iluminación del Instituto Politécnico Rensselaer, ha demostrado que dos horas de uso del iPad a brillo máximo bastan para inhibir la liberación normal de melatonina, una hormona clave para el sistema circadiano, el reloj que controla nuestro organismo. La melatonina informa al cuerpo que es de noche y contribuye a la somnolencia. Otra investigación señala que si «[el hábito] se cronifica por años de reiteración, se pueden provocar perturbaciones del ritmo circadiano». Estas pueden conllevar a veces consecuencias graves para la salud, apunta Figueiro.

La dosis lumínica es importante, añade. El brillo y el tiempo de exposición, pero también la longitud de onda, determinan si la melatonina resulta afectada. Tal efecto lo causa la luz de la gama blanco-azulada de las tabletas actuales y las pantallas de los ordenadores, sean portátiles o de sobremesa, que si bien emiten mucha más luz perturbadora, sus efectos pueden ser menos acusados por hallarse a mayor distancia de los ojos. El equipo de Figueiro diseñó unos anteojos fotodetectores. Solicitó a sus probandos que los llevasen puestos en las primeras horas de la noche, mientras usaban sus tabletas. Las mediciones de dosis luminosas efectuadas por los anteojos estaban en correlación con las mermas en producción de melatonina.

El aspecto favorable del fenómeno reside en que una dosis matinal de pantallazos brillantes podría servir de fototerapia para el trastorno afectivo estacional, además de otros problemas, debidos a la falta de luz. Figueiro confía en que los fabricantes de tabletas «sean creativos». Por su parte propone que los textos puedan verse en blanco sobre negro, con el fin de minimizar la dosis de luz. Mientras llega ese día, hágase el lector un favor: si quiere dormir mejor, rebaje el brillo de las pantallas antes de acostarse o, sencillamente, recurra al clásico libro impreso.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.