Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El temperamento equino bajo lupa

La raza de los caballos influye en su comportamiento.

Getty Images / kondakov / iStock

Jill Sackman, del Hospital Veterinario de Southfield, y Katherine Houpt, de la Universidad Cornell, han investigado la conducta de diversas razas de caballo. Para ello, pidieron a cerca de 850 cuidadores de equinos que respondieran en línea un cuestionario con 25 preguntas, entre ellas, si a sus caballos les gusta jugar con otros de su especie, cómo se llevan con las personas extrañas, hasta qué punto se dejan cepillar y la manera en la que exploran los objetos nuevos del establo.

Las respuestas podían reducirse a tres conductas generales: curiosidad, nerviosismo y bravura. Según Sackman y Houpt, «estas tres cualidades son la base del temperamento de un caballo». Sin embargo, tales términos pueden prestarse a confusión. Así, tras la etiqueta de «curioso» se esconde un comportamiento afable y juguetón. La «bravura» y los gestos amenazantes comprenden tozudez, y el «nerviosismo» se relaciona con el miedo, la irritabilidad y la dificultad para habituarse a lo nuevo.

«Entre los caballos con el carácter menos nervioso se encuentran los ponis», afirman los investigadores. A ojos de los cuidadores, los de raza árabe y los purasangre se mostraban más curiosos y amigables, mientras que los de raza Cuarto de Milla y los llamados de sangre fría, los menos. Los más nerviosos eran los purasangre y los árabes, seguidos de los saddlebred americano y el denominado caballo de paso. Las autoras sospechan que tras la curiosidad y el nerviosismo se esconden factores hereditarios comunes: en los ­purasangre han encontrado una relación entre dichas cualidades y el gen receptor D4 de dopamina. Los siglos de crianza pueden haber influido en los genes implicados en el temperamento de las razas equinas modernas.

Fuente: Journal of Equine Veterinary Science, vol. 72, págs. 47-55, 2019

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.