Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2019
Percepción

Utilice su ilusión

Los trucos perceptuales ofrecen aplicaciones prácticas: desde el camuflaje en el campo de batalla hasta el maquillaje para disimular las ojeras.

Soldados camuflados de roca. [Archivos Nacionales de EE.UU. / Dominio público]

Lea esta revista en un lugar cerrado, bajo techo y con luz artificial. A continuación, salga al exterior y obsérvela bajo la luz directa del sol. Verá el contenido de la página exactamente igual: letras negras sobre fondo blanco. ¿Cómo es posible? Dependiendo de la iluminación interior de que dispongamos, hay aproximadamente entre uno y veinte millones de veces más fotones reflejándose en la página bajo la luz solar directa que bajo la luz artificial. Siendo así, ¿por qué las letras en negro no parecen más blancas al aire libre que el fondo blanco de la página cuando estamos en el interior?

La explicación reside en nuestro sistema visual, el cual manipula los datos de la luminancia física descontando la fuente de luz. El resultado perceptual es que los objetos mantienen su aspecto general a pesar de que las condiciones de iluminación cambien de manera notable. Este proceso ilusorio se denomina constancia del brillo y se aplica prácticamente a todos los objetos que vemos.

En este sentido, un misterio que perdura acerca de la percepción es cómo el cerebro construye (y se queda prendado de) las siempre presentes ilusiones. Para aproximarse a la respuesta, resulta útil considerar que la mayoría de las ilusiones no son errores o excepciones, sino que se encuentran inherentes a nuestra percepción. De hecho, incluyen atajos adaptativos que nuestro cerebro ha desarrollado para reducir o acelerar el tiempo de procesamiento y para proveernos de medios que nos permitan sobrevivir y prosperar, incluso cuando se basa en información que no es técnicamente exacta. En este artículo presentamos algunos ejemplos de cómo los mismos procesos cerebrales que producen percepciones ilusorias en la vida cotidiana pueden ser hackeados para concebir aplicaciones prácticas de las ilusiones en muchos aspectos del esfuerzo humano.

Magia de película

Las ilusiones están omnipresentes no solo en la página estática de una revista, sino también en cualquier medio que incluya imágenes. Si usted está leyendo este texto en una pantalla o bajo condiciones de iluminación artificial, la luz que llega a sus ojos probablemente lo hace de manera intermitente. En 1824, Peter Mark Roget, autor del famoso Thesaurus, informó a la Real Sociedad de Londres sobre un fenómeno llamado persistencia de la visión, por el que la retina retiene la imagen de un objeto durante una vigésima o quinta parte de un segundo después de que desaparezca del campo de visión. El proceso de cómo nuestro sistema visual teje los lapsos de tiempo entre visualizaciones consecutivas para percibir un movimiento continuo es la base para el cine y la animación y solo una de las innumerables maneras en las que inventores y visionarios han aprovechado las ilusiones visuales con fines prácticos en casi todos los ámbitos de la sociedad.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.