Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Discalculia

Muchos niños dominan cifras y numerales, pero no tienen una idea clara de las cantidades que representan. Un entrenamiento de la vista promete servirles de ayuda.

"¿Tres más cuatro?". La mayoría no duda: "Siete". Pero quien para saberlo necesita ayudarse de los dedos tiene un problema. Soluciona la tarea contando primero hasta tres y luego hasta cuatro, para dar, al final, el resultado correcto. EL concepto de número solo alcanza, pues, hasta el uno, que se añade o se quita de cualquier otro valor.

Tal parece ser el caso de ciertos escolares de primaria flojos en cálculo. En segundo o tercer curso siguen utilizando los dedos para hacer restas y sumas sencillas e, incluso después, suelen continuar con esa pauta para contar mentalmente. Por lo visto, esos niños no relacionan —o no lo hacen suficientemente— las cifras y los nombres de los números con una representación interna de la cantidad correspondiente.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.