Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2017
Neurología

Degeneración axonal

Las prolongaciones neuronales son las autopistas de información del cerebro. Los investigadores simulan en el ordenador qué ocurre cuando estas se deterioran. ¿Su objetivo? Comprender al detalle ­enfermedades como la esclerosis múltiple.

Esta imagen captada con un microscopio electrónico de barrido muestra una neurona humana. De su soma parte hacia la izquierda el axón, conducto por el que circula la información de la neurona. [SCIENCE PHOTO LIBRARY / THOMAS DEERINCK / NCMIR]

En síntesis

En las enfermedades por degeneración axonal, como la esclerosis múltiple, el sistema inmunitario destruye la mielina, capa aislante de las prolongaciones neuronales. Ello interrumpe la transmisión de impulsos eléctricos.

Todavía no se conocen al detalle los mecanismos y las causas de estas dolencias. Las simulaciones informáticas pueden resolver esas lagunas de conocimiento y abrir nuevos caminos terapéuticos.

Las simulaciones computacionales se fundan en los modelos clásicos de Alan Hodgkin y Andrew Huxley. Los métodos modernos aportan información novedosa sobre las enfermedades de degeneración axonal, como es la influencia de la temperatura en los síntomas de la esclerosis múltiple.

Todo aficionado al bricolaje sabe que las conducciones de corriente eléctrica se deben aislar, y que un defecto en ese aislamiento causa cortocircuitos peligrosos. Algo similar puede ocurrir en nuestro sistema nervioso, pues la capa aislante de las conducciones nerviosas (axones) también puede deteriorarse. Como consecuencia, se originan las denominadas enfermedades de degeneración axonal, entre las cuales se encuentran la esclerosis múltiple, la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth y el síndrome de Guillain-Barré.

En la esclerosis múltiple, el sistema inmunitario del organismo ataca la capa de mielina aislante de los axones, por lo que la transmisión de señales se interrumpe. Como consecuencia, aparecen alteraciones en la visión y el equilibrio, sensación de entumecimiento o parálisis. En el caso de la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth —una enfermedad hereditaria cuyo término hace referencia a sus tres descubridores: Jean-Martin Charcot (1825-1893), Pierre Marie (1853-1940) y Howard Tooth (1856-1926)—, la musculatura de las manos y los pies se atrofia porque deja de recibir órdenes neuronales. Y el síndrome de Guillain-Barré, descrito por Georges Guillain (1876-1961) y Jean-Alexandre Barré (1880-1967), se inicia con debilidad muscular en las piernas, síntoma que se extiende hasta la cabeza y que puede causar parálisis en la respiración y deglución e incluso la muerte.

Aunque la investigación ha aportado numerosos detalles sobre esos trastornos, siguen existiendo lagunas en torno a su mecanismo. Los científicos apuestan ahora por simular en el ordenador los errores de funcionamiento de las neuronas en lugar de limitarse a experimentar en el laboratorio, como se venía haciendo hasta no hace mucho.

Los axones conectan las neuronas entre sí y con la musculatura. En el caso de los animales de gran tamaño, como los elefantes, estas prolongaciones neuronales pueden medir varios metros. Conducen impulsos eléctricos, los llamados potenciales de acción, que representan pequeños fragmentos de información.

El recubrimiento protector de los axones, la mielina, está formado por capas de membranas celulares superpuestas. Pero, a diferencia de lo que ocurre en los cables eléctricos, ese aislamiento no cubre todo su recorrido. La vaina de mielina se interrumpe a intervalos regulares, como observó por primera vez el anatomista francés Louis-Antoine Ranvier (1835-1922) [véase «Nódulos de Ranvier», por Jean-Antonie Girault; Mente y Cerebro n.º 11, 2005].

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.