[IEFERPIX / GETTY IMAGES / ISTOCK]

¿A veces cierra los ojos cuando le resulta difícil escuchar con atención? En situaciones «acústicamente exigentes» (durante una prueba de audición o cuando el teléfono móvil tiene mala cobertura, por ejemplo), muchas personas creen que cerrar los ojos les ayudará a oír mejor. ¿Se trata solo de una impresión subjetiva o puede demostrarse este efecto desde la ciencia? En un estudio publicado en 2020, científicos del grupo de investigación Cognición Auditiva, de la Universidad de Lübeck, indagamos la respuesta.

En un principio, cabe pensar que la supresión de la información visual aumenta la capacidad de escucha. En la década de 1940, los neurocientíficos descubrieron que las corrientes cerebrales de las personas que cierran los ojos muestran a menudo patrones muy similares a los que se observan durante una escucha atenta. En ambos casos, aumenta la amplitud de las ondas alfa, unas ondas cerebrales relativamente lentas (su frecuencia es de unas diez oscilaciones por segundo), las cuales se relacionan con un estado de vigilia relajado.

Asimismo, se sabe por numerosos estudios que este patrón característico surge cuando nuestro cerebro suprime los estímulos ambientales que resultan irrelevantes para una tarea determinada o interfieren en ella. En eso consiste precisamente la escucha atenta, pues hemos de seleccionar lo esencial y suprimir cualquier distracción. En este sentido, parece bastante plausible que oigamos mejor con los ojos cerrados.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.