Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Durmiendo, adelgazas

Descansar lo suficiente facilita la pérdida de peso.
GETTY IMAGES
¿Perder peso mientras se duerme? Parece demasiado bueno para ser verdad... Pero ciertas investigaciones indican que existe una conexión entre el peso corporal y el número de horas de sueño nocturno.
Las hormonas grelina y leptina contribuyen a la regulación del apetito. Cuando no se descansa lo suficiente, la concentración de grelina aumenta, lo que abre el apetito, mientras que la de leptina, causante de sensación de saciedad, decae. En un estudio publicado en Psychoneuroendocrinology de mayo de 2009, se descubrió una acusada perturbación de los valores nocturnos de grelina en insomnes crónicos. Según el estudio, este desequilibrio hormonal lleva a los insomnes a experimentar más apetito durante el día, con ganancia de peso andando el tiempo.
Además de provocar descompensaciones entre grelina y leptina, la falta de sueño causa la elevación de cortisol, la hormona del estrés, que acentúa la apetencia por "alimentos calmantes", ricos en carbohidratos y en calorías. Además, durante las fases de sueño profundo, el cerebro segrega hormona de crecimiento, que contribuye a convertir la grasa en glucógeno. Sin suficiente sueño profundo, la grasa se acumula.
Michael Breus, experto en sueño y director clínico de la división de sueño en Southwest Spine & Sports, en Scottsdale (Arizona), explica que no existe un número mágico de horas que sea preciso dormir, aunque el adulto promedio necesita unos cinco ciclos de sueño de 90 minutos cada noche, por lo que 7,5 horas parece ser un valor óptimo entre los mínimos.
Pero la estrategia de meterse entre sábanas probablemente no sea suficiente para lograr una pérdida de peso duradera. A ojos de Breus, "Lo que estos hallazgos sugieren es que, para lograr un peso sano, se ha de seguir una nueva triada: régimen alimentario, ejercicio y dormir lo suficiente".

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.