Recuerdos efímeros

Mantener por poco tiempo un número de teléfono en la cabeza, cocinar siguiendo una receta o jugar al "Memory", nada de esto se puede hacer sin una memoria de trabajo en funcionamiento.
gehirn & geist / manfred zentsch
¿Recuerda usted todavía lo que acaba de leer en la cabecera de este artículo? Si la respuesta es afirmativa, usted disfruta de una memoria de trabajo en excelente estado de salud. Con la ayuda de esta memoria podemos mantener de forma pasajera en el recuerdo las informaciones recién recogidas. En el caso de que lo que haya leído le impresione especialmente, puede que obtengan incluso un lugar en su memoria de largo plazo, la cual, a diferencia de la memoria a corto plazo, dispone casi de una capacidad ilimitada. Recíprocamente, también podemos solicitar recuerdos de la memoria a largo plazo para que estén a nuestra disposición temporalmente en la memoria de trabajo, por ejemplo cuando queremos llevar a cabo una tarea determinada y para ello tenemos que echar mano de nuestros conocimientos.
La memoria de trabajo recibe este nombre debido a que su contenido se desvanece inmediatamente tan pronto como ella lo deja de usar de forma activa o de repetir. Dicha memoria condiciona lo que en un momento determinado se encuentra presente en nuestra consciencia. Resulta imprescindible, además, para la realización de muchas capacidades cognitivas, tales como calcular mentalmente, deducir algo lógicamente, entender el lenguaje o hacer planes de actuación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.