Ser demasiado responsable resulta perjudicial

Relacionan un sentido exagerado de la responsabilidad con el trastorno generalizado de ansiedad y el trastorno obsesivo.

Getty Images / kuppa_rock / iStock

Los pacientes con un trastorno generalizado de ansiedad están siempre nerviosos: constantemente se preocupan por si pasará algo grave relacionado con la salud, la familia o el trabajo, aunque haya pocas posibilidades de que ello suceda. En este sentido, el problema recuerda a un trastorno obsesivo. Yoshinori Sugiura, de la Universidad de Hiroshima, y Brian Fisak, de la de Florida Central, han investigado en qué medida son similares los mecanismos de ambos trastornos.

Para ello, se centraron en el sentido exagerado de la responsabilidad o de la obligación como posible denominador común. Pidieron a cerca de 540 estudiantes que cumplimentaran varios cuestionarios. Registraban el sentido del deber bajo enunciados como: «Tengo que evitar que los demás se hagan daño», «Debo reflexionar sobre un problema hasta que encuentre la solución adecuada» o «Si presiento algún peligro y no actúo, seré culpable de las consecuencias». Resultado: cuanta mayor responsabilidad asumían los participantes, más padecían los síntomas de un trastorno generalizado de ansiedad, sobre todo, una sobrecarga de preocupación. A su vez, mostraban signos más acusados de un trastorno obsesivo.

Por otra parte, los científicos identificaron tres formas del sentido de la responsabilidad: la primera se encuentra relacionada con la necesidad subjetiva de proteger a los demás. En la segunda variante, los afectados consideran prioritario estrujarse los sesos hasta encontrar una solución a un problema. Y el tercer tipo de responsabilidad abarca, sobre todo, los sentimientos de culpa. En el estudio, la última variante se encontraba más relacionada con el trastorno generalizado de ansiedad, así como con el trastorno obsesivo: quien tendía a culparse por acontecimientos negativos, cavilaba y se preocupaba más. A ello podrían contribuir los sentimientos adversos que acarrea la autoinculpación, indican los autores. Como es sabido, las emociones negativas refuerzan los pensamientos oscuros.

Estudios anteriores han demostrado que los pacientes con un trastorno obsesivo a menudo manifestaban un acusado sentido del deber. Aunque los resultados de esta investigación se compararon con los datos de personas sanas, deberían corroborarse mediante una muestra aleatoria, indican Sugiura y Fisak.

Fuente: International Journal of Cognitive Therapy, 10.1007/s41811-019-00041-x, 2019

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.