Asesinos múltiples en un solo acto

Masacres en institutos, homicidios en el lugar de trabajo, crímenes en el seno ­familiar. ¿Qué lleva a una persona a cometer estos actos? ¿Es posible prevenirlos?

CARLA PEREIRA DOCAMPO

En síntesis

Se considera asesinos múltiples en un solo acto a los sujetos que matan a dos o más personas en un solo día o, a lo sumo, al cabo de 72 horas.

En general, los criminólogos clasifican a estos homicidas según el lugar donde cometen el crimen: en el entorno familiar, el trabajo o un centro escolar, entre otros.

Los factores que llevan a una persona a cometer tales actos se intentan explicar desde diferentes modelos teóricos: el biológico, el psicológico, el sociológico y el biopsicológico.

Dos, tres o más peronas. Los asesinos múltiples matan a más de un individuo; aunque no todos cometen el crimen bajo las mismas condiciones. Varía el lugar del homicidio y el período de tiempo que dejan pasar entre cada asesinato. En líneas generales, los criminólogos y psicólogos distinguen entre asesinos múltiples secuenciales (o en serie) y de un solo acto. La principal diferencia entre ambos es la existencia de un período de «enfriamiento emocional» entre los crímenes. Este lapso temporal para recuperar la normalidad psíquica puede abarcar días, meses o incluso años. Una tercera categoría de asesinos combina las dos anteriores: son los criminales que comenten un asesinato múltiple de un solo acto y que posteriormente protagonizan diversos asesinatos secuenciales o en serie.

Como hemos indicado, en el asesinato múltiple de un solo acto no existe un período de enfriamiento emocional: el asesino actúa a lo largo de 24 horas o en un intervalo que va de las 48 a las 72 horas. No obstante, esa no es la única característica. Expertos de todo el mundo han elaborado clasificaciones según el contexto en el que se produce el crimen y la naturaleza de las víctimas. De esta manera, se distingue entre los que actúan en un entorno familiar, los que lo hacen en un centro escolar o académico, los que cometen el crimen en un lugar de culto, aquellos que asesinan en espacios abiertos, los que matan en el lugar de trabajo y los que cometen crímenes en diversos parajes durante su huida de la policía. Al margen de estos subtipos de asesinos múltiples en un solo acto se encuentran otros tres subgrupos que, aunque no se mencionan en los manuales criminológicos de consenso, consideramos que deberían tenerse en cuenta: los psicópatas, los psicóticos y los que pertenecen a bandas organizadas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.