Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2011
Percepción

Efecto Stroop. Una colorida trampa verbal

Confiamos la lectura a un proceso inconsciente y automático, mas si el contenido semántico de una palabra discrepa con su apariencia, y viceversa, perdemos el sentido

Denis Zamaro

La lectura marca nuestra cultura, con independencia de que nos entreguemos a una novela rosa, a una obra clásica o a la revista que sostiene en este momento entre las manos. El poder que ejerce la palabra escrita en el cerebro lo demostró ya en 1935 el psicólogo John Ridley Stroop (1887-1973). Se sirvió para ello de un fenómeno descubierto medio siglo antes por James McKenn Cattell (1860-1944), colaborador del primer laboratorio mundial de investigación psicológica en Leipzig. A Cattell le había llamado la atención que la lectura de una palabra como «azul» resultase más rápida que la mención de su significado, esto es, el color azul.

Stroop tuvo la idea de separar palabra y significado mediante el uso de nombres de colores escritos en letras de color distinto a su significado semántico. Así pues, la palabra «azul» podía aparecer escrita en azul o en rojo. De esta manera se producían situaciones de congruencia o incongruencia entre los dos aspectos, significado y color. Stroop descubrió un efecto que usted mismo puede comprobar si compara la columna de palabras de la izquierda del cuadro a con la lista de vocablos de la derecha: es probable que le resulte sencillo leer en voz alta las palabras en ambos casos, pero que se trabe y presente dificultades al mencionar los colores con los que aparecen impresas las palabras de la columna de la derecha. También los participantes en el experimento de Stroop tardaron más en nombrar el color de las palabras de la derecha comparado con las de la columna izquierda. ¿Por qué?

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.