Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2011
Psicología

El lenguaje de las lágrimas

Al contrario de lo que reza la creencia popular, llorar no siempre facilita el desahogo. Su función es, ante todo, comunicativa: solo el consuelo de los demás levanta el ánimo del apesadumbrado.

© Fotolia / olly

En la antigua Grecia, a los héroes se les permitía llorar. Cuando Ulises, tras sus largas aventuras, retornó con su mujer Penélope «su corazón quedó inundado de tristeza y, llorando, abrazó a su fiel y bienamada esposa», leemos en Homero. Hoy en día, el flujo de lágrimas se considera más bien —y en ambos sexos— un signo de debilidad. A pesar de ello, las mujeres lloran en Alemania una media de 3,3 veces por mes y los hombres la mitad de esa cantidad. Para llorar no es imprescindible vivir un gran momento, como una boda, un entierro o un reencuentro emotivo. A menudo, un disgusto cotidiano, un largometraje dramático o una melodía sentimental desencadenan la llorera. Por qué los seres humanos lloran resulta todavía un misterio para los investigadores.

«Si tenemos en cuenta la enorme cantidad de bibliografía científica que existe sobre las emociones, resulta sorprendente lo poco que sabemos sobre el llanto», comenta Ad Vingerhoets, de la Universidad de Tilburg, quien intenta averiguar de manera empírica el saber popular de que desahogarse con el llanto sienta bien. A pesar del arraigo en las culturas occidentales de que las lágrimas arrastran consigo las aflicciones, la idea conocida como «catarsis» («purificación» en griego) carece, desde el punto de vista científico, de fundamento.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.