Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El secreto de Munderkingen

Una modesta escuela de Suabia se situó, en el primer informe PISA, muy por encima de la media de la República Federal Alemana, emparejada con los campeones finlandeses. ¿Cuál fue el secreto de su éxito?

Hanno Charisius

La escuela de Munderkingen, una pequeña ciudad en Allgäu a unos veinte kilómetros al sudoeste de Ulm, parece un edificio funcional típico de los años sesenta. Una mole de cemento lóbrego con ventanas pintadas de ­marrón. Más funcional que acogedor, más cercano a un edificio penitenciario que a un centro de formación. El interior presenta una imagen similar: pasillos sin cuadros, picaportes raídos, ventanas engastadas en cemento que vibran por el griterío de los púberes. Ahora mismo dobla la esquina un grupo de rezagados; después se impone el silencio. ¿Es ésta la imagen de una escuela de elite?

Los alumnos de Munderkingen sacaron tan buena puntuación en el primer informe PISA del año 2000 como los finlandeses. Les igualaban en comprensión lectora y los superaban incluso en matemáticas. Los de Munderkingen dejaron muy atrás a la media del Land Baden-Württemberg (que estaba por encima de la media del conjunto del Estado Federal). ¿Cuál es el secreto de esa escuela que prepara para la vida a más de 500 niños y jóvenes?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.