Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Estrés límite y salud mental

Lleva el nombre de Ulises el síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple.
© FOTOLIA / Marco Antonio Fdez.
Emigrar se está convirtiendo hoy para millones de personas en un proceso que posee unos niveles de estrés tan intensos que llegan a superar la capacidad de adaptación de los seres humanos. Estas personas sufren el riesgo de padecer el síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple, o síndrome de Ulises (así llamado en honor del héroe griego que padeció innumerables adversidades y peligros lejos de Itaca).
Sabemos, sin embargo, que la capacidad de emigrar constituye uno de los rasgos distintivos de nuestra especie y se halla en la base de nuestro gran éxito evolutivo. Ante esa situación paradójica cabe preguntarse por qué emigrar hoy resulta terrible para tanta gente, hasta el punto de que les afecta en su salud mental.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.