Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2009
Fisonomía

Me suena esa nariz

Mire al centro de la cara para buscar el parecido.
jupiterimages
Al tratar de identificar un rostro, empezamos dirigiendo la mirada a la nariz, sea o no de forma consciente. Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego presentaron a sus probandos una serie de rostros en la pantalla de un ordenador, registrando sus movimientos oculares. Observaron que acostumbraban empezar mirando a la izquierda de la nariz, después a su centro y, por fin, a los ojos.
Bastó la primera mirada para que los voluntarios identificasen un rostro en más del cincuenta por ciento de las veces. Con la segunda ojeada aumentó el grado de acierto, pero la tercera ya no lo mejoró: dos miradas a la nariz fueron suficientes. Los investigadores conjeturan que, al mirar al centro del rostro, se optimiza la recogida de información sobre la cara entera, lo que permite su identificación.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.