Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2009
Suicidio

Suicidios hereditarios

En algunas familias los suicidios son muy frecuentes. Los genes podrían, pues, determinar en cierta medida tendencias suicidas.
ullsteinbild
En julio de 1961 el premio Nobel de literatura Ernest Hemingway se disparó en la frente en su casa de Idaho con una escopeta de doble cañón. Como es sabido, el famoso escritor había padecido alcoholismo y severas depresiones durante mucho tiempo. Pero es menos conocido que Hemingway con esa acción se inscribía en una fúnebre tradición familiar: su padre se había pegado un tiro en 1928; su hermana Ursula murió cinco años después del novelista por sobredosis de somníferos; en 1982 se mató su hermano Leicister; y varios decenios después de la muerte del Nobel, su nieta, la actriz Margaux Hemingway, puso fin a su vida mediante tranquilizantes.
Los medios de comunicación norteamericanos hicieron correr bulos sin fundamento acerca de una "maldición Hemingway". Lo que no admite dudas es que los suicidios se acumulan en algunas familias. Los pacientes con riesgo de suicidio relatan a menudo que en su familia se han dado ya casos, según corrobora Dan Rujescu, del Hospital Clínico Universitario de Munich, cuya experiencia se reitera en diversas investigaciones que ponen de manifiesto que los parientes de los suicidas tienen un riesgo de suicidio más elevado.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.