Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Evolución de las imágenes cerebrales

Hace veinte años se consiguió la primera imagen del encéfalo humano mediante resonancia magnética funcional. Dicho método ha abierto el camino a novedosas técnicas para la neurociencia.
GEHIRN & GEIST / MARTIN BURKHARDT

En síntesis

Gracias a la tomografía por resonancia magnética funcional (TRMf) es posible observar procesos cognitivos en el cerebro.

Este procedimiento de neuroimagen tan solo mide de forma indirecta la actividad neuronal. Los resultados deben interpretarse con toda precaución.

La investigación para el desarrollo de métodos de neuro­imagen continúa. Quizás en un futuro la TRMf permita leer los pensamientos.
El nacimiento de la iconografía del cerebro fue laborioso. En 1919, el neurocirujano Walter Edward Dandy introdujo una aguja en el canal raquídeo de un paciente. A través de un sistema de tubos sustituyó por aire el líquido cefalorraquídeo. Cuando hubo finalizado casi por completo tal operación, colocó al paciente en una silla giratoria con la cabeza hacia abajo, e hizo incidir un haz de rayos X sobre su cráneo. La placa resultante mostró la imagen difusa de la estructura del encéfalo rodeada de un velo blanco.
Dandy denominó a su hallazgo pneumoencefalografía, técnica que revolucio­nó la neurología a principios del siglo xx. A partir de la diferencia de densidad entre el aire y la masa cerebral pudieron localizarse por primera vez tumores y lesiones cerebrales sin necesidad de abrir el cráneo. No obstante, el método resultaba muy doloroso, además de peligroso para el paciente. En la mayoría de los casos, aparecían cefaleas y vómitos; algunas veces incluso se desencadenaban ataques epilépticos.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.