Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2012
Psicoterapia

Neuroimágenes para una psique sana

La mirada al interior del cerebro abre nuevas posibilidades en el tratamiento de los trastornos psíquicos: el diagnóstico y la terapia pueden sacar provecho de las neuromágenes funcionales.

OKAPIA / NAS / CAMAZINE & TRAINOR

En síntesis

Las neuroimágenes muestran que los trastornos psíquicos cursan con determinadas modificaciones cerebrales, así como que una psicoterapia puede normalizar las funcionalidades fisiológicas.

La mirada al interior del cerebro nos ayuda hoy en día a entender cómo surgen determinadas enfermedades. Facilita, además, a psicólogos y médicos el desarrollo de terapias y el control de sus posibles éxitos.

Los pacientes y sus allegados se muestran más convencidos de la efectividad de un tratamiento si se les muestran imágenes cerebrales.

Un antiguo dogma de la medicina afirma que las enfermedades corporales tienen que ser tratadas somáticamente, mientras que las psíquicas deben serlo mediante la psicoterapia. Así pues, a los pacientes con alteraciones cerebrales se les debería ayudar con medicamentos o procedimientos quirúrgicos. Por el contrario, en los sujetos con alteraciones psíquicas el tratamiento debería dirigirse a su pen­samiento, sentimiento o conducta. A ese punto de vista dualista se adherían no hace tanto tiempo la mayoría de los expertos.

Entre tanto, el progreso de la investigación neurocientífica ha mostrado que el cerebro y la psique representan en realidad dos caras de la misma moneda. Adaptaciones fisiológicas, como un flujo sanguíneo aumentado o una actividad metabólica incrementada en determinadas regiones del cerebro se encuentran en estrecha relación con cambios en la experiencia y en la conducta.

El neurobiólogo y premio nóbel, Eric Kandel, afirmó ya en la década de los noventa del siglo XX que era un error pensar que los factores biológicos solo ejercen influencia sobre el cerebro y que los factores psicosociales lo hacen únicamente sobre la mente; es decir, que cada uno de ellos desempeña un efecto sobre compartimentos estancos y diferentes. Kandel argumentó que todos los estímulos ambientales, experiencias y procesos de aprendizaje desencadenan también procesos corporales, en especial aquellos pertenecientes al ámbito de la fisiología cerebral.

Este artículo incluye

De neurociencias y psicopatologías

    • Wolfgang Gaebel

Los métodos neurocientíficos pueden contribuir a la comprensión los trastornos psíquicos. No obstante, conviene recordar que los psiquiatras tratan con personas, no con cerebros enfermos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.