Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2012
Psicología social

Soledad

Ancianos, desempleados, madres solteras, padres solos... En ciertos grupos sociales, la soledad parece más presente. Sin embargo, también puede afectar a personas acompañadas, con consecuencias para la salud psíquica y física.
© istockphoto / Aldo Murillo
«La soledad me come», escribe Stormy en un foro de Internet. «Desde la semana pasada siento que me golpea con fuerza por dentro. Tengo la sensación de estar completamente sola.» Stormy no sabe por qué se siente así. Según explica, tiene pareja estable, familia y amigos.
El psicólogo Reinhold Schwab, de la Universidad de Hamburgo, indica que el caso de la internauta no es excepcional. Muchas personas se sienten solas a pesar de que forman parte de una red social. Schwab define la soledad como un estado subjetivo, en oposición al aislamiento objetivo, que debe atribuirse a circunstancias externas. No todos los que están solos se sienten solos. Por el contrario, el sentimiento de soledad puede aparecer con intensidad aunque se esté rodeado de vida. Las personas en tal situación experimentan un distanciamiento de quienes les rodean, sensación que les provoca sufrimiento y, como consecuencia, un sentimiento de anhelo de aproximación y vinculación hacia los demás.
«Es como si el alma perdiera el contacto con el exterior», describe otro usuario del foro. Pese a que él no era un solitario cuando estudiaba en la universidad, continúa, las cosas han cambiado desde que trabaja. Por cuestiones laborales ha tenido que cambiar de ciudad, pero no ha conseguido hacerse un sitio en el nuevo lugar de residencia. «Me cuesta iniciar una conversación con las personas que no conozco.»
Los humanos somos seres sociales. Necesitamos el intercambio con otros individuos, nos gusta que nos escuchen, queremos gustar y ser entendidos. Si ello no nos es posible, sufrimos. ¿Qué consecuencias conlleva el aislamiento interior?

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.